Páginas vistas en total

lunes, 25 de diciembre de 2017

Demencia neurodegenerativa

La enfermedad de Alzheimer es la más estudiada y la más frecuente de las demencias neurodegenerativas. La Organización Mundial de la Salud indica que acapara entre un 60% y un 70% de los casos.
El Parkinson es el segundo trastorno degenerativo y afecta a 1 de cada 100 personas mayores de 60 años.



México, AMC / ciberpasquinero 

Las demencias son un síndrome caracterizado por un deterioro del funcionamiento cerebral que se manifiesta como deterioro cognitivo, alteraciones de la conducta y del humor, síntomas psiquiátricos y alteraciones de la funcionalidad. 
La edad es el factor de riesgo más importante para desarrollar un síndrome demencial. Se ha estimado que para el año 2050 en México una de cada cuatro personas tendrá más de 60 años, dijo Ana Luisa Sosa Ortiz, del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN).
En el artículo "Epidemiología de las demencias", publicado en Archives of Neurociences en 2016 y del que la investigadora es coautora, se señala que las estimaciones para el año 2015 eran de 46.8 millones los casos de demencia a nivel mundial y se calcula que aparece un nuevo caso cada 3 segundos. En México, con base en el censo poblacional del 2010, considerando la prevalencia de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, se estimaron unos 805 mil casos de demencia.
Durante la conferencia "Epidemiología de las enfermedades neuro-degenerativas en México", la especialista en psiquiatría subrayó que para el desarrollo de algún tipo de demencia existen diversos factores, entre ellos los neurodegenerativos.
Las enfermedades neurodegenerativas —frecuentes en edades avanzadas y que se caracterizan por la pérdida neuronal y sináptica, además del depósito de agregados proteicos— son un grupo de trastornos heterogéneos en su fisiología y en su fenotipo clínico, pero con traslape en algunas de sus características, por lo que el diagnóstico diferencial no es fácil.
Para poder establecer una evaluación, en la actualidad se recurre a los biomarcadores que están relacionados con la fisiopatología de estas enfermedades, ya que la precisión en el diagnóstico es indispensable para estimar un pronóstico y guiar el tratamiento.


Declive cognitivo
La enfermedad de Alzheimer es la más estudiada y la más frecuente de las demencias neurodegenerativas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud acapara entre un 60% y un 70% de los casos. 
Clínicamente se caracteriza por un declive cognitivo, por lo general progresivo, en el que predominan alteraciones de memoria inmediata, alteraciones visuoespaciales, de lenguaje y de las habilidades motoras adquiridas.
Además de la edad, otros factores de riesgo para desarrollar Alzheimer son eventos cerebrovasculares, hiperlipidemia, tabaquismo, diabetes y obesidad, explicó Sosa Ortiz,  que participa en uno de los proyectos internacionales dedicados al estudio epidemiológico de las demencias conocido como 10/66, un Grupo de Investigación en Demencia conformado por investigadores de India, China, Nigeria, Cuba, República Dominicana, Brasil, Venezuela, Perú, Argentina y México, que colaboran para realizar estudios en adultos mayores en diferentes zonas geográficas de cada país.

A 200 años de la descripción del Parkinson
En 1817, el médico inglés James Parkinson describió un síndrome que denominó parálisis agitante, que posteriormente fue llamado enfermedad de Parkinson por Jean-Marie Charcot.
La enfermedad de Parkinson es el segundo trastorno degenerativo más frecuente después del Alzheimer, y afecta a 1 de cada 100 personas mayores de 60 años. Es considerado como una alteración del movimiento —se puede presentar bradicinesia o movimientos lentos, temblor en reposo, rigidez e inestabilidad postural—, mientras que los síntomas cognitivos pueden presentarse años después de las alteraciones motoras.
"Es una enfermedad genéticamente heterogénea y de herencia compleja, ya que una persona en cuya familia se ha presentado la enfermedad tiene un factor de riesgo del 3% a 7% de presentarla en comparación con las personas que no tienen estos antecedentes", destacó la investigadora en la conferencia que brindó en el marco del simposio "A 200 años de la descripción de la enfermedad de Parkinson", en noviembre en las instalaciones de El Colegio Nacional.
En lo que se refiere a la prevalencia de la enfermedad, la edad promedio de la aparición de este padecimiento es a los 60 años, es más frecuente en los hombres para quienes generalmente inicia más temprano y tiene mayor severidad.
Y aunque en México no hay estudios epidemiológicos poblacionales sobre la enfermedad de Parkinson, la doctora Ana Luisa Sosa Ortiz habló de los datos —generados por la doctora Mayela Rodríguez, del INNN— de los pacientes del Instituto al que está adscrita, los cuales indican que de los 1081 pacientes con la enfermedad que están registrados en esta institución el 56% son hombres y el 44% mujeres, la edad promedio es de 64.7 años y en el  89% de los casos la enfermedad inició después de los 40 años.

--

No hay comentarios:

Publicar un comentario