Páginas vistas en total

sábado, 24 de junio de 2017

¿Cómo influye wasap en las relaciones de pareja de los jóvenes?

La comunicación online adquiere un impacto cada vez menor en las relaciones sentimentales de los jóvenes adultos, a medida que avanzan en edad.

España, Fundación Descubre / Ciberpasquinero


Virginia Sánchez y Noelia Muñoz-Fernández, autoras del estudio

Virginia Sánchez y Noelia Muñoz-Fernández, autoras del estudio

Investigadoras del grupo 'Interpersonal Aggression and Socio-Emotional Development' de la Universidad de Sevilla, en colaboración con la Universidad de Córdoba, han confirmado que la comunicación online adquiere un impacto cada vez menor en las relaciones sentimentales de los jóvenes adultos, a medida que avanzan en edad. 

En concreto, han corroborado que según se va afianzando una relación de pareja entre dos personas jóvenes adultas, éstas van restando importancia al contexto online.

Para llegar a esta conclusión, las expertas han analizado el grado de repercusión del ámbito digital en este colectivo y han concluido que el ecosistema online, formado sobre todo por herramientas de comunicación 2.0 como wasap, las redes sociales e Internet, tiene un impacto poco significativo en sus relaciones de pareja. 

"A medida que se avanza en edad, la influencia de lo online va teniendo menos impacto en la vida de pareja", asegura a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Sevilla y responsable de este estudio, Virginia Sánchez.

Así lo recogen en el artículo 'Romantic Relationship Quality in the Digital Age: A Study with Young Adults', publicado en la revista The Spanish Journal of Psychology y que forma parte del proyecto Dat-e Adolescence, programa de prevención de la violencia en las relaciones sentimentales.

 Este estudio cuenta con financiación del Plan Nacional 2013-2016.

Este trabajo de investigación se ha realizado con una muestra de 431 personas, todas ellas jóvenes adultos con edades comprendidas entre los 18 y 25 años que en el momento de responder a la encuesta mantenían una relación de pareja.

Los encuestados, de los que un 68,2% fueron mujeres y un 31,8% hombres, cursaban todos estudios universitarios de 1º, 2º y 4º Grado de diversas titulaciones como Medicina, Derecho, Psicología y Educación, con una media de edad de 21 años. "Hemos intentado que el muestreo abarcara las grandes áreas de conocimiento para que fuera lo más representativo posible", apunta esta experta.

La encuesta, compuesta por una batería de preguntas orientadas a medir la calidad negativa y positiva de las relaciones sentimentales en jóvenes adultos, integra indicadores de valoración formada por un total de 31 apartados y una escala de satisfacción general con la relación de pareja. "Todos estos parámetros nos permiten conocer en profundidad qué uso otorgan los jóvenes adultos a las nuevas tecnologías en sus relaciones personales y sentimentales al mismo tiempo que nos avisa de posibles casos donde afloran conductas que pueden tornar en comportamientos violentos y agresivos contra la pareja", argumenta Sánchez.

La investigación analiza la influencia de wasap en las relaciones sentimensales de jóvenes adultos, entre otros aspectos

La investigación analiza la influencia de wasap en las relaciones sentimensales de jóvenes adultos, entre otros aspectos

En la entrevista, se formulaban cuestiones para medir la calidad de la relación como "¿Cuánto tiempo pasa chateando con su pareja?", "Mi pareja me llama cien veces al día y me estresa cuando me pregunta donde estoy", "Reviso las fotos que cuelga en Facebook e Instagram con los amigos", entre otras. Las preguntas y afirmaciones de dicha encuesta han servido a las investigadoras para extraer información relevante acerca de si la relación de pareja es positiva o negativa para la persona que participó en el estudio.

Intimidad online y cibercortejo

Por otro lado, también han centrado su análisis en aspectos como la intimidad online en la relación sentimental con el fin de verificar si pasar tiempo conectados juntos impacta en la satisfacción general de la pareja. "Acciones tan cotidianas como hablar de la relación de pareja vía móvil, compartir fotos con la pareja, enviarle correos electrónicos… todo ello nos orienta sobre si dos personas tienen una relación positiva o hay indicios de conductas que pueden afectarles negativamente", aclara Sánchez.

Según el estudio, las parejas jóvenes adultas que siguen esta tendencia se sienten mejor con su relación. Pero existen otras dimensiones del entorno online que influyen de manera negativa en la relación sentimental, como son ciertas "prácticas de cibercortejo", como el flirteo online. "Aunque es una práctica muy común entre los adolescentes, para los universitarios resulta negativa para la relación de pareja. Un dato destacado apunta que los chicos reconocen en mayor medida practicar el flirteo online que las chicas", señala la responsable de esta investigación.

Otro hábito online que afecta a las relaciones de pareja es la intrusividad. Llamar o tratar de contactar con la pareja y que ésta no responda genera nerviosismo a muchos de los jóvenes encuestados. "Esta escala, que a priori es negativa, resulta por el contrario positiva porque estas personas reconocen estar muy satisfechas con su relación. Para ellos, se trata de una muestra de amor en lugar de una manera de control hacia la pareja", aclara Sánchez.

De esta forma, averiguar la contraseña y mirar el contenido de los correos electrónicos a la pareja se considera intromisión en la intimidad del otro para los estudiantes universitarios, pero entre los adolescentes es una prueba de fidelidad. Lo mismo ocurre con acciones como dejar de hablarle si pasa algo, escribirle en mayúscula si está enfadado o poner puntos suspensivos para crear dudas en la otra persona, concebidas como conductas online que afectan negativamente a la pareja. "Son prácticas sutiles de maltrato psicológico porque manipulan", avisa esta experta.

La importancia de lo online

Este estudio pone de manifiesto que el contexto online adquiere cada vez más importancia en el desarrollo de las relaciones personales y de pareja. "Nuestro comportamiento, ya sea a través del móvil o a través de otros dispositivos digitales, también afecta a las relaciones sociales. De hecho, los jóvenes adultos lo perciben como una forma más de disfrutar en pareja. Por ello, no podemos subestimar el poder de lo online porque la realidad nos avisa de que también puede traducirse en indicios de malos tratos psicológicos", expone Sánchez.

Así, las expertas han comprobado que las parejas que demuestran más inseguridad son aquellas que utilizan con más frecuencia el espacio cibernético para vigilarla. "Suelen ser personas que reconocen comportamientos que a largo plazo son obsesivos y originan celos, como revisar con quién habla por wasap o qué fotos cuelga en las redes sociales y son comentadas por amigos", enumera esta investigadora.

Los resultados de esta investigación completan las conclusiones obtenidas con adolescentes y servirán para establecer las directrices de futuras campañas de prevención de la violencia entre los jóvenes.

Agresiones entre universitarios

Las expertas de este proyecto de investigación llevan observando durante años las relaciones sentimentales cara a cara entre adolescentes y jóvenes con el objetivo de detectar qué causas desencadenan en conductas violentas e incluso cuáles pueden llegar a ser agresivas.

En este sentido, otro estudio internacional en el que participaron las investigadoras de la Universidad de Sevilla concluye que el 21% de los universitarios españoles que mantiene una relación sentimental emplean o han empleado alguna forma de agresión física o psicológica hacia su pareja. "Los encuestados afirmaban haber dado un bofetón, empujones o agarrar a su pareja mientras mantenían una discusión", explica Sánchez.

En el artículo Online Intrusiveness, online jealousy and dating aggression in young adults: a cross-national study (Spain-Italy), realizado conjuntamente en España e Italia y publicado en la revista Maltrattamento e abuso all'Infanzia en 2014, compararon la agresión tanto física como psicológica en una muestra compuesta por 750 adolescentes, de los cuales 450 eran estudiantes universitarios españoles seleccionados de acuerdo con un muestreo estratificado que incluía diferentes áreas de conocimiento.

Los datos de violencia física y psíquica entre parejas de jóvenes adultos que arroja este trabajo ponen de manifiesto la importancia de analizar los comportamientos online y offline en las relaciones de pareja con el fin de incidir en campañas de información y prevención contra los malos tratos.

Los datos de violencia física y psicológica entre parejas de jóvenes adultos que arroja este trabajo ponen de manifiesto, además, que el contexto online influye en la aparición de estas formas de violencia. Las ciberconductas, el control y los celos online predicen, según este estudio, la agresión física y psicológica en ambos países. "Se corrobora así el impacto del entorno online en la aparición de la violencia en la pareja cara a cara, por lo que incluir el contexto online en las campañas de sensibilización y en los programas de prevención resulta fundamental", sentencia la responsable del estudio.

Referencias:

Sánchez, V.; Muñoz-Fernández, N.; Ortega-Ruiz, R.: 'Romantic Relationship Quality in the Digital Age: A Study with Young Adults'. The Spanish Journal of Psychology. 3 de mayo de 2017.


--


Somos
Ciberpasquinero

jueves, 22 de junio de 2017

Migrantes indeseables y voraces en costas mexicanas

Las especies exóticas invasoras son organismos transportados por medios naturales (huracanes, tormentas, corrientes marinas) o por actividades humanas a determinadas áreas del medio terrestre o acuático.

Veracruz, / Conacyt / ciberpasquinero

Las especies invasoras son una constante amenaza para el sistema arrecifal veracruzano porque representan un peligro ecológico y económico. Instituciones como la Universidad Veracruzana y el Acuario de Veracruz tienen programas de investigación para contrarrestar los daños ocasionados por la presencia de organismos no nativos en el golfo de México.
De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), las especies exóticas invasoras son organismos transportados por medios naturales (huracanes, tormentas, corrientes marinas) o por actividades humanas a determinadas áreas del medio terrestre o acuático.
Algunos de los efectos nocivos que desencadena este fenómeno son: cambios en la estructura y composición de las comunidades al desplazar poblaciones nativas, reducción de la diversidad genética, transmisión de enfermedades que afectan la salud humana, incluso la extinción de organismos ya establecidos y la aparición de cambios en el funcionamiento de los ecosistemas con la consecuente degradación de la integridad ecológica.
Algunos especímenes provenientes de otros países o regiones pueden sobrevivir en nuevos ambientes sin mostrar efectos perjudiciales durante un largo periodo de tiempo; sin embargo, con el paso de los años, pueden modificar drásticamente su nuevo entorno. 
Cuando los daños ocasionados son perceptibles, las invasiones, en general, han alcanzado grandes magnitudes con graves consecuencias.
Los ambientes acuáticos, en particular, han demostrado ser extremadamente sensibles; alrededor de 40 por ciento de las extinciones de especies que habitan estos ambientes ha estado relacionado con la depredación, el parasitismo o la competencia de especies invasoras. 
Se estima que la tasa de extinción en los ambientes acuáticos, particularmente en los dulceacuícolas, es cinco veces mayor que en los ambientes terrestres.


Especies depredadoras y voraces 

El doctor César Meiners Mandujano, miembro del cuerpo académico del Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad Veracruzana, explicó en entrevista a la Agencia Informativa Conacyt que la actividad pesquera es la más afectada por la introducción de nuevas especies en el ecosistema, ocasionando pérdidas monetarias en el sector productor, por lo que es importante desarrollar proyectos que ayuden a mitigar los daños.
De acuerdo con el científico, el papel principal de la investigación es la concienciación y generación de conocimiento para alcanzar los objetivos de prevención, detección temprana y erradicación, difusión y educación ambiental, ya que el mayor obstáculo al que se enfrentan las autoridades encargadas de aplicar las medidas de control es la poca información que se tiene sobre la biología de estos organismos.
"La detección temprana y la documentación de cada especie son claves para hacer frente a su inminente invasión, porque muchas veces se desconoce la dimensión y las consecuencias que puede traer consigo la presencia de cierto organismo. 
"Por otro lado, antes de determinar si un organismo es apto para el consumo humano, se debe hacer un estudio detallado de su contenido bromatológico. Nosotros como científicos somos responsables de la información que permita plantear acciones rápidas para el óptimo control biológico".

Pez León
Meiners Mandujano aseguró que la parte central del golfo de México, donde se encuentra justamente el estado de Veracruz, es fuertemente asediada por especies invasoras provenientes de distintas regiones, por ejemplo, el pez león (Pterois antennata) es originario del Indo-Pacífico y fue introducido por la costa norteamericana, a través de escapes incidentales, y ahora ha proliferando en el Caribe y litoral veracruzano.
También se han detectado especies como el camarón tigre (Penaeus monodon), proveniente del sureste asiático. La invasión de estos organismos modifica altamente el funcionamiento de las comunidades marinas, ya que son depredadores de algunas especies comerciales, afectando directamente la actividad pesquera de la zona.
"Las especies invasoras producen un desequilibrio en el sistema, ya que modifican las relaciones tróficas de su entorno, por lo regular son especímenes que tienden a reproducirse con rapidez, además de ser comedores impulsivos, consumiendo individuos que no tenían encima esa presión, lo que ocasiona a largo plazo desajustes en la proliferación de especies nativas, con el riesgo de que desaparezcan del sistema arrecifal veracruzano".
Ante esta situación, autoridades e instituciones colaboran en el desarrollo de sistemas eficientes de prevención, detección y respuesta temprana, así como instrumentos que operen dentro de un marco legal y conforme a las necesidades de mitigación, control y erradicación de las especies invasoras.

Detección temprana

El Acuario de Veracruz A.C. creó el proyecto de monitoreo de especies invasoras, cuyo responsable, el biólogo Ramón Martínez Ramón, concedió una entrevista a la Agencia Informativa Conacyt, donde informó que los primeros reportes oficiales de poblaciones no nativas en el sistema arrecifal veracruzano se dieron en 2011, implementándose las primeras acciones para su control biológico.
Este programa tiene como objetivo registrar oportunamente la llegada de organismos invasivos en el sistema arrecifal veracruzano, mediante la realización de recorridos basados en la metodología del buceo errante. Esta técnica comprende el nado aleatorio en la zona con el fin de explorar distintos sitios en busca de los individuos no nativos, para posteriormente evaluar si sus hábitos conductuales no representan un peligro para las comunidades presentes en el ecosistema.
"El equipo de buceo del acuario está capacitado para explorar el parque arrecifal y recolectar los organismos invasores, con el propósito de mantenerlos en cautiverio para estudiar su biología y su comportamiento. Aprender cómo se desenvuelven estas criaturas en su medio natural nos es de gran ayuda para tomar decisiones en el futuro".
De acuerdo con el biólogo Ramón Martínez, la especie con más proliferación en el golfo de México es el pez león, especie que llegó directamente de Florida, Estados Unidos, invadiendo primero el Caribe y después aguas mexicanas.
"De acuerdo a sus patrones de distribución, se tenía previsto que llegara a la zona centro del golfo, por lo que se inició el programa de detección temprana a través del constante monitoreo en los arrecifes, lo que nos permite tener un control sobre las especies nativas y las que no lo son".
De acuerdo con el artículo "Especies acuáticas invasoras en México" de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, la atención temprana al problema de las especies invasoras es necesaria, sobre todo ante la amenaza de otros factores de presión, como el cambio climático. Las poblaciones nativas en riesgo se enfrentan a más de una amenaza y las interacciones entre los diversos factores de riesgo son complejas y han sido poco estudiadas, la invasión pueden ser la causa principal de futuras extinciones.

miércoles, 21 de junio de 2017

Ineficiencia de los tratamientos purificadores de agua



España / ciberpasquinero

Los protozoos de los géneros Cryptosporidium y Giardia son los parásitos que provocan más brotes diarreicos de origen hídrico en los países desarrollados. Las personas los pueden ingerir accidentalmente cuando beben agua en lugares de recreo, o incluso en casa si, por algún motivo, esta no llega completamente limpia.

Ahora científicos de la Universidad de Zaragoza han analizado la presencia de quistes y ooquistes –estados de resistencia y dispersión de estos parásitos–  en plantas potabilizadoras de las 20 localidades más pobladas de Aragón. Tomaron muestras entre 2013 y 2015, tanto del agua 'cruda' que entra a las potabilizadoras como de la tratada que sale lista para beber, y se analizaron con técnicas que emplea la Agencia de Protección Ambiental de EE UU.

La ubicuidad de estos parásitos en el agua y la ineficiencia de los tratamientos convencionales para inactivarlos puede derivar en un problema serio de salud pública

Los resultados, que se publican en la revista Science of The Total Environment, muestran que en el agua potable que entregaban once de las plantas había protozoos, "con una concentración media de 88 ooquistes de Cryptosporidium y 37 quistes de Giardia por cada 100 litros de agua", explica a Sinc uno de los autores, Joaquín Quílez.

El investigador subraya que estas concentraciones "son realmente bajas y no representan riesgo sanitario", aunque junto a los otros autores advierte en el estudio: "La ubicuidad de estos parásitos en todo tipo de fuentes y la ineficiencia de los tratamientos de agua convencionales para inactivarlos puede presentar un problema serio de salud pública".

Vacío legal sobre protozoos en el agua

Uno de los inconvenientes en este ámbito es la falta de legislación, que no establece límites en las concentraciones de estos patógenos. La normativa sobre agua potable deja a criterio de las autoridades sanitarias investigar o no la presencia de estos protozoos y solo en casos concretos, como cuando se confirma la presencia de Clostridium y la turbidez del agua es muy alta (superior a 5 UNF o unidades nefelométricas de turbidez).

En este estudio se detectó Cryptosporidium en el  55 % de las plantas potabilizadoras y Giardia en un 70% de las mismas, con nueve plantas positivas para los dos protozoos y sólo cuatro en las que no se registró ninguno. Ambos patógenos se encontraron en el agua de entrada durante todo el año, con una menor frecuencia en otoño y un máximo en invierno (sobre todo de Giardia, con 1,25 quistes por litro).

"Las técnicas de potabilización no son completamente eficaces para eliminarlos del agua o inactivarlos en caso de que pasen los filtros correspondientes, ya que resisten la cloración", indica Quílez, "por lo que si su concentración es muy elevada en el agua de entrada a la potabilizadora, en la de salida podrían mantenerse en cantidad suficiente para desencadenar un brote de diarrea".

170621_Cryptosporidium_JoaquinQuilez_Unizar

Ooquistes de Cryptosporidium teñidos con una técnica de inmunofluorescencia. En este caso, purificados desde heces de animales, no de una muestra de agua, donde lógicamente apenas deberían aparecer. / J. Quílez Cinca/Unizar

Los autores encontraron uno o los dos patógenos en el agua que salía de siete de las 11 plantas en las que se realiza un tratamiento convencional completo (con las etapas de coagulación, floculación –adición de agentes para facilitar posterior decantación de sustancias–, sedimentación, filtración y procesos de desinfección), y en cuatro de las otras nueve potabilizadoras donde no se aplica alguno de esos pasos de precloración.

El estudio se ha realizado en Aragón pero los resultados son similares para otras zonas de España

Aunque esta investigación está enfocada a Aragón, "los resultados son similares en otras zonas de España, según reflejan otros estudios en Galicia, País Vasco y zona centro", destaca Quílez, quien recuerda que, dado que la concentración de estos parásitos en el agua habitualmente es baja, las técnicas para detectarlos son muy costosas y no se realizan de forma rutinaria".

Brotes de diarrea en Europa y EE UU

El Reino Unido es el único país de la UE donde durante unos años se ha estado analizando la presencia de estos patógenos de forma sistemática por parte de las compañías suministradoras de agua. También es el país europeo, junto con Irlanda, donde se han comunicado más casos de infecciones por Cryptosporidium y Giardia.

Los brotes diarreicos que producen estos parásitos pueden afectar a grandes grupos de población, como el de giardiosis que hizo enfermar a unas 2500 personas en Bergen (Noruega) en 2004, o el brote masivo de criptosporidiosis que en 2003 afectó a más de 400.000 personas en Milwaukee, en EE UU.

Referencia bibliográfica:

Ana Ramo, Emilio Del Cacho, Caridad Sánchez-Acedo, Joaquín Quílez. "Occurrence of Cryptosporidium and Giardia in raw and finished drinking water in north-eastern Spain". Science of The Total Environment  580: 1007–1013, 2017


--

miércoles, 14 de junio de 2017

Aún hay desafíos para garantizar el suministro seguro y suficiente de sangre en el mundo


ONU / ciberpasquinero

Muchos países aún enfrentan retos para garantizar un suministro seguro y suficiente de sangre para sus sistemas de salud, especialmente durante desastres, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS). 
La OMS resaltó que las donaciones en los países en desarrollo son muy bajas y muchas veces se tiene que recurrir a donantes pagados o familiares para atender a los pacientes.
El anuncio se hace este 14 junio, cuando se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, una fecha que busca sensibilizar sobre la importancia que tiene ese aporte voluntario, vital a la hora de salvar vidas.
Este año, la campaña se centra en las emergencias por desastres que anualmente afectan a 250 millones de personas. 
En total, 112, 4 millones de donaciones de sangre se realizan cada año, pero solo 57 países, reúnen el 100% de los suministros que se necesitan de donantes voluntarios. 
Según la OMS, la transfusión de sangre es un componente esencial de la atención de salud y contar con los suministros suficientes solo puede ser logrado si la comunidad se compromete a donar voluntariamente. 

Emergencias por desastres
En los últimos diez años, las emergencias por desastres naturales han causado más de un millón de muertes. 
El organismo de la ONU, recomendó a las autoridades de los Estados que establezcan programas nacionales eficaces de donantes con capacidad para responder con prontitud ante una emergencia.
El Día Mundial del Donante de Sangre también busca sensibilizar al público sobre la necesidad de donar constantemente y no sólo una vez, de manera que se puedan mantener suministros suficientes.
La OMS también aprovecha la fecha para agradecer a quienes ya colaboran con la causa, y ayudan a salvar vidas.

viernes, 9 de junio de 2017

Eliminar la contaminación a causa del plástico que se arroja al mar

300 promesas para aumentar las investigaciones y el conocimiento científico sobre la vida submarina.


ONU / ciberpasquinero

La Conferencia de Naciones Unidas sobre los Océanos, se ha convertido en el punto de partida para detener el ciclo de deterioro de los recursos marinos causados por las actividades humanas, afirmó el presidente de la Asamblea General.
Peter Thomson reveló que el encuentro internacional logró movilizar un total de 1161 compromisos voluntarios para proteger los océanos.
Esto se trata de iniciativas provenientes de los gobiernos, organizaciones civiles e internacionales, de la comunidad educativa y científica, así como del sector privado, que contribuyen a implementar el objetivo 14 de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, que se refiere a la protección de los recursos marinos.
"Una cosa de la que estoy seguro es que desde esta Conferencia en adelante, nadie podrá decir, no estábamos enterados de la gravedad del problema. 
"No sabíamos que la acidificación estaba acabando con la vida submarina. 
"No sabíamos que habrá más plástico que peces en los océanos para el año 2050. 
"No sabíamos qué tantas especies están por extinguirse por culpa de que consumimos pescado proviene de la pesca ilegal o de la sobreexplotación", detalló el diplomático.
El presidente de la Asamblea General, el órgano de la ONU que lideró la organización de la Conferencia, detalló los logros alcanzados.

Compromisos voluntarios

Señaló, por ejemplo, que entre los compromisos voluntarios, 460 de ellos están destinados a eliminar la contaminación a causa del plástico que se arroja al mar y al microplástico en productos como los fabricados por la industria cosmética.
Otros 315 están dirigidos a regular y acabar con la pesca excesiva. 
Además, más de 300 promesas fueron hechas para aumentar las investigaciones y el conocimiento científico sobre la vida submarina.
También se consiguió un gran apoyo para ampliar las zonas marinas y costeras protegidas. Citó las numerosas alianzas surgidas durante la Conferencia para reducir la acidificación de esas aguas, incluidas las provenientes del transporte marítimo con el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono, que contribuyen al calentamiento global y al fenómeno de acidificación.
La Conferencia de esta semana concluirá con una declaración concisa y un llamado a la acción. Contendrá puntos acordados por consenso por la comunidad internacional para implementar el Objetivo 14 de la Agenda de Desarrollo Sostenible.

viernes, 26 de mayo de 2017

La sífilis congénita continúa en aumento


Unicef / ciberpasquinero

Entre 2010 y 2015, los casos de sífilis congénita se duplicaron en América Latina y se redujo el progreso hacia la eliminación de la transmisión maternoinfantil del VIH. 
Segun un informe conjunto de la OPS y UNICEF divulgado este jueves, en total 2.100 niños contrajeron VIH en 2015, un 55% menos que en 2010, sin embargo el ritmo de reducción se frenó en los últimos años.
"Los países han hecho grandes esfuerzos para prevenir la transmisión de madre a hijo del VIH, pero cada vez que nos acercamos a eliminar la transmisión de una enfermedad, avanzar se hace más difícil porque implica llegar a todas las mujeres, sobre todo a aquellas que históricamente encuentran barreras para acceder a los servicios de salud", aseguró Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.
Por otro lado la sífilis congénita continúa en aumento. En 2010, se presentaron 10.850 casos mientras que en 2015 se llegó a 22.400.
Actualmente 170 de cada 100.000 niños nace con esta enfermedad en la región y según la OPS, se necesitan pruebas de diagnóstico rápido y tratamiento inmediato, así como involucrar a las parejas de las pacientes con sífilis, como medidas cruciales para evitar la reinfección y poner fin a la enfermedad para 2030.
El reporte resalta que para reducir al máximo posible la cantidad de niños que contraen VIH de sus madres o nacen con sífilis congénita, es necesario que los Estados se aseguren de que al menos el 95% de las embarazadas reciban atención prenatal, se hagan pruebas, y tengan diagnóstico y tratamiento. 
Sin embargo no todas son malas noticias, según el informe, 18 países y territorios habrían eliminado ambos padecimientos en 2015. Cuba fue el primer país del mundo en recibir la validación de la OMS por haber conseguido este logro y otras naciones y territorios del Caribe se encuentran en camino a alcanzarlo.

Cómo combatir la isla de calor urbana


México, Conacyt / cibrpasquinero

Existe una gran diferencia entre salir a la calle en un día en que el termómetro registre 25 grados Celsius (ºC), o en uno que indique 35 ºC. Esta diferencia tan marcada de temperatura podría pensarse entre la ciudad de Cuernavaca y Mérida, la ciudad blanca, pero en realidad es posible encontrar la misma diferencia entre el Zócalo de la Ciudad de México y Xochimilco.

CDMX_176.jpg

A esta marcada diferencia entre la temperatura en el centro de las ciudades y las zonas urbanas aledañas se le denomina isla de calor urbana. El fenómeno se debe, en gran medida, a que los materiales con que están construidas las ciudades tienen una alta capacidad de absorber la energía del sol, la cual eventualmente liberarán en forma de calor provocando un cambio en el microclima de las urbes.

Elda_17_6_Luy.jpgElda Luyando, Fotografía cortesía de Abi García Ramírez.

Durante las charlas del Miércoles de Divulgación, ofrecidas por el Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la doctora Elda Luyando López, quien trabaja las líneas de cambio climático y radiación solar, explicó las causas y consecuencias de las islas de calor urbanas y planteó la pregunta ¿puede una ciudad modificar su clima?

La investigadora aceptó que había "un poco de trampa en esta pregunta", pues mejor habría que pensar qué tanto puede modificarse o si puede cambiarse radicalmente el clima, y especificó que más bien se trataba de cuestionarse cómo combatir las islas de calor urbanas que ocasionan tantas incomodidades y problemas de salud a los habitantes de las urbes.

El auge de las ciudades

Durante la Revolución Industrial, la necesidad de las empresas de contratar mano de obra favoreció la migración del campo a la ciudad y las urbes comenzaron a ganar una enorme importancia para las poblaciones humanas que encontraban en ellas bienes, servicios y empleo, que prometían mejorar su situación económica y social.

Estos procesos migratorios se han mantenido y son entendibles en términos de ganancia de oportunidades para la población migrante, pero han ocasionado que las ciudades crezcan de manera desorganizada, lo cual, paradójicamente, ha evitado que la población urbana se beneficie por igual y limita el bienestar de los migrantes, explicó Elda Luyando.

Actualmente, en el mundo, se incorporan 70 millones de habitantes a las metrópolis y se calcula que para el 2030, las dos terceras partes de la población mundial estarán viviendo en una ciudad, crecimiento vertiginoso, si se considera que hace 200 años únicamente tres por ciento de la población mundial habitaba en las ciudades.

La ciudad, el ecosistema humano

La ciudad es el ecosistema que concentra la mayor cantidad de seres humanos y también uno de los que más sufre sus modificaciones. Por ejemplo, el suelo y las superficies vegetales han sido permutadas por elementos como el asfalto, el concreto y el vidrio, que le dan su apariencia característica a las ciudades, pero que también modifican los elementos ecológicos previos, el clima entre ellos.

Cuando observamos estos paisajes urbanos que se extienden por kilómetros, llenos de edificaciones y sin áreas verdes, es difícil pensar que la atmósfera que se encuentra en contacto con esta superficie no esté modificada. Evidentemente tiene que haber un cambio en el aire que está tocando estos nuevos materiales altamente impermeables, detalló Elda Luyando.

La ciudad, produciendo calor desde 1800

Desde el siglo XIX, cuando las ciudades no rebasaban el millón de habitantes, algunas personas comenzaron a notar y a reportar las diferencias de temperatura entre los centros de las ciudades y las periferias.

En Londres y en París se publicaron datos que mostraban diferencias de entre uno y dos grados en la temperatura. En ese momento se le atribuyó el fenómeno a las chimeneas y al calor metabólico de los parisinos, comentó con humor la investigadora.

En México, desde 1899 Manuel Moreno y Anda, sin saber que estaba sentando las bases de la climatología urbana en el país, detectó una diferencia de 1.5 ºC entre el Palacio Nacional y el observatorio de Tacubaya. Discrepancia que no se explicaba por la diferencia de alturas, que es de tan solo 54 metros. En aquella época, el Palacio Nacional se hallaba en un entorno completamente urbanizado, pero el observatorio se encontraba en un ambiente rural.

Desde entonces diferentes investigadores han realizado mediciones del microclima urbano y han detectado que de 1920 a 2012 la temperatura mínima del observatorio de Tacubaya ha pasado de los siete a los 12 ºC, por efecto de la urbanización, y que desde el año 2000 ya no existen las heladas en el centro de la Ciudad de México.

La física de las islas de calor

Angel-167_3.jpg

La respuesta a por qué se da esta diferencia entre la temperatura en la ciudad y en la zona rural está en la superficie impermeable de las urbes. La pavimentación y la poca vegetación crean un ambiente impermeable que acumula energía, además los edificios exponen varias de sus caras a la radiación solar, aumentando el área de absorción de energía. Toda esta energía se disipará en forma de calor.

En las zonas rurales, la radiación solar se "gasta" en evaporar agua proveniente de la humedad de la vegetación y de los cuerpos de agua. Pero en las zonas urbanas no hay vegetación ni cuerpos de agua y el cemento no tiene agua para evaporar, así que la radiación del sol se "gasta" en calentar el aire. "Así que vamos a tener una diferencia muy importante en cuanto al perfil vertical de la atmósfera entre las zonas urbanas y las rurales", detalló Elda Luyando.

Entonces, lo que sucede es que la energía que proviene del sol se "gasta" de manera diferente en las ciudades provocando las islas de calor. Durante el día, los materiales de construcción de las zonas urbanas se van calentando lentamente con la radiación del sol, pero también se enfrían muy lentamente. Entonces unas horas después de que se meta el sol, cuando la zona rural ya se ha deshecho de todo el calor, la ciudad apenas comienza a enfriarse.

Hay que considerar que en la ciudad no solo las calles y las banquetas están calientes, también lo están las paredes de los edificios. Esto forma un tipo de cañones urbanos, en los que el calor va chocando de una pared a otra hasta que logra elevarse a una zona libre de construcciones y disiparse, pero para esto ya pasaron varias horas, explicó la investigadora.

Esto ocasiona que en un momento de la madrugada, entre las cinco y las seis de la mañana, la zona rural esté mucho más fría que el centro de la ciudad. En la Ciudad de México, esta diferencia de temperatura llega a alcanzar los 11 ºC.

El peligro de las islas de calor

"En invierno, una ciudad con noches más cálidas no nos molesta, hasta podemos decir: 'la isla de calor es beneficiosa, no me molesta para nada tener una ciudad más calientita en la época de invierno, nos conviene porque necesitamos menos calefacción, podemos salir menos tapados que en la zona rural'. Pero ¿qué pasa cuando estas islas de calor se presentan en verano?", cuestionó Elda Luyando.

En ciudades que sufren de altas temperaturas, las islas de calor llegan a ser un verdadero problema para la salud de sus habitantes. Cuando este calor que se genera en las ciudades se suma con eventos climáticos extremos, como las olas de calor, se generan ambientes muy insalubres y hostiles, donde las personas no solo se sienten incómodas sino que pueden sufrir padecimientos cardiovasculares y respiratorios que deterioren considerablemente su organismo.

Los niños, los adultos mayores o quienes tienen padecimientos previos se vuelven muy vulnerables ante estos aumentos en la temperatura; y a los gobiernos les es bastante difícil lidiar con el aumento de los ingresos hospitalarios que se dan durante estos eventos.

Calendario_Div_2017_22_29-26.jpg
El calor está en el aire y en el suelo

Existen dos tipos de islas de calor, las primeras son las islas de calor superficial que se producen por el calentamiento directo del suelo y se miden con imágenes de satélite.

Este calentamiento del suelo afectará todo lo que esté posado en él, y como reflejo del calentamiento del suelo vamos a tener la isla de calor atmosférica, que se produce por el calentamiento del aire que está situado sobre el concreto, el asfalto y demás materiales de construcción. El problema es que estos materiales tienen un albedo muy bajo, algunos como el asfalto son muy oscuros y, por lo tanto, se calientan muchísimo, detalló la investigadora.

Estas islas de calor se presentan incluso en ciudades pequeñas y en ocasiones no son solo una isla, por la variedad del tejido urbano que incluye parques, camellones o cuerpos de agua pueden originarse varias islas de calor que parecieran más un archipiélago con varias zonas pequeñas de elevadas temperaturas.

"Esto lo puede notar la gente que vive en el centro de la ciudad y en la madrugada se desplaza, por ejemplo, a Ciudad Universitaria, donde hay cuatro o cinco grados menos, a pesar de que sus alrededores ya están urbanizados".

Estrategias para combatir las islas de calor

La estrategia más eficiente para combatir las islas de calor es aumentar las superficies verdes en las ciudades. Esto incluye la siembra de vegetación en parques, camellones, aceras, techos y paredes.

Además de disipar la energía mediante evaporación, las zonas arboladas impiden que la radiación llegue al suelo y caliente el cemento y el asfalto.

Otra de las recomendaciones es pintar las superficies de la ciudad de colores claros, sobre todo las calles y los techos, detalla Elda Luyando. Esto aumenta el albedo de las superficies, que reflejarán la radiación sin calentar el aire.

frases-2Elda-175.jpg

También podría reducirse el calor antropogénico provocado por el funcionamiento de los carros y las industrias y modificar el diseño de las ciudades. Aunque esta última opción es bastante difícil para las ciudades que ya tienen un tamaño considerable y se piensa más bien como una estrategia de planeación para las ciudades pequeñas que necesitan invertir en áreas verdes, en construcciones verticales y en sistemas de transporte eficientes, explicó la investigadora.

"En Seúl hay un proyecto que pretende desentubar un río que está tapado por una avenida. La idea es que el clima dentro de la ciudad cambie y que todos los edificios y casas que están alrededor ganen con la presencia de las áreas verdes y el río, que aumentará muchísimo el valor de las propiedades".

Elda Luyando concluyó la plática recordando que las ciudades sí pueden modificar su microclima y de la importancia de tomar, cuanto antes, medidas para combatir los entornos insalubres urbanos, pues para el 2030, 75 por ciento de la población mundial vivirá en zonas urbanas y habrá alrededor de 40 megaciudades que tendrán más de 10 millones de habitantes